¿Por qué confiar en la tecnología al invertir en bienes raíces?

¿Por qué confiar en la tecnología al invertir en bienes raíces?

Buscar vivienda puede llegar a ser una tarea de tiempo completo, y más aún en un mercado tan amplio y diverso como el argentino.

¿Cómo encontrar la vivienda ideal?

Podés visitar las salas de venta de los desarrollos inmobiliarios, buscar barrio por barrio los anuncios que dicen SE VENDE y navegar por los diferentes portales inmobiliarios. Incluso, podés recomendar a tus conocidos si saben de algún departamento en venta. Así, con mucha paciencia, seguro encontrarás la vivienda de tus sueños, claro, después de recorrer media ciudad y gastar días enteros en el proceso.

¿Para qué complicarse tanto?

Estamos en el 2022. Hoy es posible comprar una casa optimizando el tiempo y nuestro dinero, gracias a las plataformas digitales.

Desde 2012 el mundo comenzó a hablar de las ‘proptech’, empresas dedicadas a innovar en el sector de bienes raíces, a través de la tecnología.

El internet y la tecnología crearon un gran número de nuevas posibilidades que antes requerían de más recursos. Algunos ejemplos de lo que puedes hacer desde tu computadora o teléfono móvil:

1. Ganar dinero si alquilas tu propiedad, directamente publicando en portales de bienes raíces.

Calcular las cuotas que pagaras de tu crédito.

1. Solicitar recomendación a miles de usuarios a través de redes sociales de forma orgánica.

2. Comprar o vender muebles nuevos o usados.

3. Conseguir ideas o conectar con especialistas para remodelar tu casa.

Esto es una prueba del poder que tiene la tecnología para facilitar la vida de las personas. Hoy nuestros hábitos no son los mismos de hace diez años: nuestra forma de interactuar con los demás y nuestras costumbres de consumo cambiaron.

¿Por qué quedarse en el pasado si se trata de buscar una vivienda?

Hoy, los portales trabajan desde la experiencia del usuario, pasando por el machine learning hasta el asesoramiento personalizado, aprovechando todas las ventajas que la tecnología nos ofrece sin dejar de lado lo más importante: el factor humano.

Sí así de rápido vamos hoy, ¿te imaginas cómo será en diez años?


26 de Mayo, 2022