Kerlin | Bienes Raíces

Propiedades.

15 consejos para organizar una mudanza.

agosto 2, 2016

Hay muchas cosas que considerar a la hora de realizar una mudanza. En esta nota podrás encontrar consejos esenciales sobre cómo hacer una mudanza.

¿Cómo hacer una mudanza?

Antes de hacer una mudanza, es necesario tener un plan de acción para evitar problemas. Está claro que saber los precios de mudanzas nacionales es una de las mayores preocupaciones que puedes tener, pero hay otras cosas a tener en cuenta a la hora de realizar una mudanza. Aquí puedes encontrar consejos para hacer más fácil la mudanza.

1. Empieza con antelación

No dejes todo para el último minuto, ahórrate algo de estrés y comienza a prepárate para la mudanza con tiempo. Dos meses de antelación puede parecer mucho, pero es un periodo de tiempo razonable. Échale un vistazo a nuestra guía para realizar una mudanza para más información sobre cómo hacer una mudanza.

2. Sé organizado

Uno de los consejos para hacer una mudanza que tienes que tener siempre en mente es ser organizado. Empieza reuniendo todos los papeles relacionados con la mudanza en una carpeta. Esta carpeta puede ser algo físico con documentos impresos o también puede ser una carpeta virtual en tu ordenador. Estos documentos importantes pueden consistir en ofertas de empleo, información sobre agencias inmobiliarias en tu nuevo destino, presupuestos de mudanzas, una lista exhaustiva de las pertenencias que te llevas contigo, etc…

3. Obtén información sobre empresas de mudanzas

Este consejo es esencial para hacer una mudanza. Es recomendable que obtengas información sobre las empresas de mudanzas cual es la mejor para ti. Existen un gran número de opciones dependiendo de la ciudad desde dónde te quieras mudar. Esta investigación te ayudará a elegir la empresa de mudanzas que mejor se adapta a tus necesidades.

4. Lista de inventario

El truco para realizar una mudanza organizada es saber exactamente qué te vas a llevar. Prepara una lista exhaustiva de todas tus pertenencias y clasifícalas. Esta clasificación puede estar basada en qué es lo que te vas a llevar contigo, qué es lo que dejas atrás en un almacén, qué es lo que vas a regalar/vender y cuáles son los objetos que vas a tirar. Haz un par de columnas laterales para especificar qué es lo que ya está empaquetado, si ya están en camino y si ya han llegado al punto de destino. Hacer una mudanza es fácil si sabes exactamente qué quieres transportar.
Además, es recomendable que utilices una calculadora de volumen para saber exactamente cuántos metros cúbicos tienes que transportar.

5. Compara presupuestos de mudanzas

Ahora que vas a organizar una mudanza, es esencial que investigues y obtengas información sobre las empresas de mudanzas que pueden transportar tus pertenencias. Cada empresa te ofrecerá un precio diferente, pero ten en cuenta que a veces lo barato sale caro. Es muy importante que sepas cómo comparar presupuestos de mudanzas para que seas capaz de elegir la oferta que mejor se adapte a tus necesidades y que te ofrezca mayores garantías y servicios a la hora de hacer una mudanza.

6. Obtén cajas y material de embalaje

Hacer una mudanza puede parecer una locura, sobre todo si intentar reducir el precio de tu mudanza empaquetando y embalando tus pertenencias por tú cuenta, conseguir cajas y material de embalaje va a ser esencial. Puedes conseguir cajas gratis en supermercados y/o tiendas locales. Una vez tengas dosis estos materiales, puedes empezar a empaquetar tus objetos. También puedes comprar cajas de mudanzas online, incluso puedes adquirir un pack de mudanzas.

7. Numera y etiqueta tus cajas

Etiquetar las cajas de manera inteligente implica especificar no sólo qué es lo que contienen, sino también a qué habitación pertenecen. Una forma sencilla de hacerlo es utilizando un sistema de colores para mostrar a qué habitación pertenecen. Esto te asegurará que no tendrás problemas a la hora de desempaquetar tus pertenencias, con lo cual podrás instalarte en tu nuevo hogar fácilmente.
Si quieres saber cómo hacer una mudanza organizada, sigue el ejemplo de las empresas de mudanzas y numera las cajas, es una forma fácil y eficaz de tener bajo control todas ellas. De esta manera podrás saber qué cajas ya han llegado al punto de destino y cuáles han tenido algún problema durante el trayecto.

8. Proteje tus pertenencias

Asegúrate de que tienes suficiente material protector para rellenar tus cajas y papel de burbujas para envolver aquellos objetos más delicados. No tener suficiente protección puede poner en riesgo tus posesiones y pueden resultar dañadas. Alternativamente, una buena forma de ahorrarte algo de dinero a la hora de hacer una mudanza es envolviendo algunos de tus objetos valiosos en mantas y ropa, incluso rodeándolos con bolas de papel de periódico y/o con calcetines (limpios) para objetos delicados pequeños. ¡Sé creativo!

9. Distribuye el peso equitativamente

Pese a que quieras reducir el volumen de tu envío, un consejo para organizar una mudanza desde la experiencia es que no llenes cajas sólo con objetos pesados como libros, intenta añadir también objetos ligeros para que sea más sencillo transportar las cajas. Recuerda que una vez hayas embalado una caja con objetos muy pesados, vas a tener que cargarla y si pesa demasiado podrías hacerte daño. Es mejor que intentes equilibrar el peso, además de que llenes las cajas completamente para que su contenido no baile en el interior.

10. Ten cuidado con los muebles con cajones

Saber cómo hacer una mudanza es simple si tienes en cuenta algunos consejos para tu mudanza, como por ejemplo que puedes aprovechar los cajones de las cómodas y armarios como cajas de mudanza. Sin embargo, si los dejas dentro de los muebles pueden hacer que la mudanza sea más complicada ya que los muebles son más pesados y los cajones pueden caerse durante el trayecto. Para armarios ligeros, te recomendamos que asegures los cajones con cinta adhesiva mientras que para muebles pesados es mejor que retires completamente los cajones.

11. Aparatos electrónicos

Hacer una mudanza requiere mucho trabajo, a la hora de transportar aparatos electrónicos es mejor utilizar la caja original. En el caso de que no conserves este embalaje, es importante que los protejas de la manera adecuada. Asegúrate de que las esquinas están protegidas, para evitar daños tanto a los aparatos electrónicos en cuestión como a otros objetos.

12. Descongela y limpia tus electrodomésticos

¿Cómo organizar una mudanza cuando transportas electrodomésticos? Un par de días antes de la mudanza, acuérdate de extraer el agua de la lavadora y de descongelar y limpiar tanto la nevera y el congelador. No quieres sorpresas desagradables de goteo y/o fugas de agua durante la mudanza, esto podría estropear tu ropa e incluso tus aparatos electrónicos.

13. Haz fotos a los cables

Es importante que saques fotos a los cables para saber cómo volver a conectar todos los cables de nuevo a tus aparatos electrónicos. Asegúrate de que tienes fotos de referencia para facilitarte la tarea de volver a conectar todo otra vez, esto puede ahorrarte mucho tiempo y problemas técnicos. Mucha gente se olvida de este paso, pero es un truco para hacer una mudanza organizada muy útil.

14. Mantén los tornillos juntos

Uno de los consejos para hacer una mudanza que pasa más desapercibido es el de tener todos los tornillos juntos. Los tornillos son pequeños y fáciles de perder. Para cualquier mueble que necesite ser desmontado, asegúrate de que guardas todos los tornillos en bolsas pequeñas de plástico, también puedes utilizar celo para mantenerlos juntos en el mismo sitio. Es muy molesto descubrir que algunos tornillos han desaparecido cuando intentas montar de nuevo tus muebles.

15. Mide tus muebles y diseña tu nuevo hogar

Puede parecer obvio, pero asegúrate de que mides todos y cada uno de tus muebles de gran tamaño. Es muy frustrante transportar todos tus muebles hasta tu nuevo hogar para darte cuenta de que no caben por la puerta, además es una pérdida de tiempo y dinero. Asegúrate de que tienes espacio suficiente para tus muebles antes de organizar la mudanza e incluso contrata ayuda para desmontar aquellos que sean demasiado grandes.
Una de las múltiples ventajas de medir tu mobiliario con antelación a la hora de organizar una mudanza es que te permite diseñar para tu futura casa y comprobar que todos los muebles van a tener espacio suficiente. En caso contrario, puedes decidir si te quedas con aquellos muebles que no caben o, por el contrario, los regalas o los vendes. Esto te puede ahorrar mucho estrés y tiempo en el día de la mudanza.

Autor

Kerlin Bienes Raíces.

info@kerlin.com.ar